Publicado en 01 de junio de 2016

Es casi mediodía de un jueves y Juan Millalel entra cantando, saluda a los presentes, y se instala frente al computador. Segundos más tarde, llega Héctor Escobar, su amigo, y se sienta frente al equipo que está a su lado.

Ambos deben estar cerca de los 70 años y son dos grandes usuarios de la Biblioteca Física Digital. "Para mí, ha sido una novedad. Me manejo con el computador y con las tablets, porque amo la lectura y también escribir. Ha sido un regalo tener esta biblioteca", admite Juan, lector voraz que siempre alcanza a leer más de un título en los solo 14 días que duran los préstamos.

Héctor, por su lado, no lo hace nada mal. Confiesa que esta es una tecnología nueva y aún le falta por aprender; sin embargo, este nuevo mundo lo tiene cautivado. "Es distinto palpar un libro, claro, pero tengo la posibilidad de llevarme una tablet para mi casa y si ahí estoy leyendo algo, por ejemplo, de Neruda, y quiero buscar un dato adicional o compararlo con Huidobro, voy y puedo hacerlo altiro", añade.

Gracias a un convenio firmado entre la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), la Municipalidad de Independencia, a través de su Biblioteca Pública Pablo Neruda y Entel, se creó la primera Biblioteca Física Digital, ubicada en la calle Hacienda Montalbán 1810. Todo un hito cultural que espera contribuir a disminuir la brecha digital y fomentar la lectura.

imagen recurso_3.jpg
"Ya no hay una razón para no leer. Lo tienes todo", enfatiza Carola Gómez, directora de la Biblioteca Pública Pablo Neruda y de la Biblioteca Física Digital de Independencia, además de ser miembro Ineli (Encuentro de Bibliotecarios Innovadores) para Iberoamérica.

Tenerlo todo significa que hoy cualquier chileno que viva acá o en el extranjero puede descargar gratis alguno de los 10 mil títulos que ofrece la Biblioteca Pública Digital (BPD) tan solo teniendo un equipo electrónico que permita bajar la app www.bpdigital.cl.

Ahora, si además vive en Independencia, tiene derecho a pedir prestada una tablet -en la Biblioteca Física Digital- para luego descargar hasta cuatro libros simultáneamente y leerlos sin necesidad de conexión a internet.

"Lo que hace la tablet es disminuir aún más la brecha digital. Hay personas que efectivamente no tienen un dispositivo electrónico y nosotros se lo prestamos, brindando acceso a una tremenda colección y a este espacio", añade la directora.

La Biblioteca Física Digital es un modelo que se pretende reproducir en otras comunas. La idea es ofrecer todos los servicios de una biblioteca convencional, pero de manera digital: un Smart TV, un par de computadores y un total de 20 tablets en vez de estantes atiborrados de libros. Por ahora, presentan videocuentos a niños de jardines infantiles y pretenden también organizar videoconferencias con diversos profesionales.

A juicio de Carola Gómez, las bibliotecas ya no son solo espacios de lectura, sino verdaderos centros culturales, además de servir como instancias de encuentro. Su objetivo, entonces, es que este recinto convoque a la gente y abra puertas más allá de nuestras fronteras.

Asumen, además, que los jóvenes y niños lectores son nativos digitales; sin embargo, también ofrecen a todos los visitantes la opción de aprender a usar la tablet antes de llevarla a casa. Sobretodo si son adultos mayores. Lejos, los más entusiasmados con la nueva biblioteca.

"En general, diría que todos tienen interés, aunque, quizá, lo que más nos ha sorprendido es el gran entusiasmo que han manifestado los adultos mayores".

- Es difícil cuantificar, pero del uno al diez ¿cuántos adultos mayores sacan tablets?

- ¡Ocho!

Desde el principio

imagen recurso_1.jpg
Antes de la Biblioteca Física Digital en 2013, empezó a funcionar la Biblioteca Pública Digital, una biblioteca en línea destinada a ofrecer gratuitamente novelas, textos de estudio o audiovideos, entre otros.

Junto con cumplir este tipo de labor, pretendía subsanar la falta de espacio -pensando que siempre hay más libros que estantes- y enfrentar la alta demanda de escolares que -en una biblioteca convencional- no siempre pueden acceder a la cantidad limitada de ejemplares.

De esta manera, la innovación fue completa pues, a diferencia de la Biblioteca Física Digital, esta es la modernidad misma. Porque no se puede visitar, salvo si se hace por internet.

Solo se necesita un dispositivo móvil, tablet o celular, que tenga Android o iOS, ir a Google Play o App Store, inscribirse en www.bpdigital.cl, revisar al catálogo, observar los carruseles temáticos (asociados a la coyuntura nacional y a intereses específicos, como literatura juvenil y novelas, entre otros) y pedir prestado un libro por 14 días.

Hay de todo, dicen, pero lejos el más leído sigue siendo Condorito. Lo siguen autores como:

  • Gabriela Mistral
  • Paul AusterIsabel AllendeGabriel García Márquez
  • H.P. Lovecraft
  • William Shakespeare
  • Neil Gaiman
  • Philip Roth
  • Stephen King
  • Alberto Fuguet
  • Pablo Simonetti
  • Raúl Sohr
  • George R. R. Martin

A estos clásicos, cabe señalar que, en el segundo semestre de 2016, se irán incorporando paulatinamente los textos recomendados en el catálogo CRA (a partir de 5° básico hasta 4° Medio).

De a poco, se incorporan nuevos títulos y, cómo no, mejor tecnología.

"Cuando partimos con la Biblioteca Pública Digital, teníamos una copia de cada ejemplar, porque no sabíamos cómo iba a ser la demanda. Hay ciertos hitos que nos fueron obligando a aumentar esas copias y uno de estos fue el lanzamiento de la app, en enero de este año.

Antes, para descargar cualquier libro, simultáneamente había que descargar un software de lectura, mientras que ahora es automático. Eso nos generó una altísima demanda", aclara Florencia García, coordinadora de Biblioteca Pública Digital.

Fue tanto, que en dos meses terminaron prestando más que toda la cifra de 2015. Desde el 21 de enero hasta el 31 de marzo de 2016, tuvieron 18.222 préstamos. En tanto, en 2015, llegaron a los 15.888.

Logros que van de la mano con un trabajo en conjunto con las editoriales. Al principio, recuerda Florencia, estas últimas no estaban acostumbradas a vender sus libros digitales para bibliotecas, sino solo para uso individual.

"Entonces, poco a poco, empezamos a ver de qué manera podíamos generar un sistema de venta de libros que a ellos también les diera confianza. Había temor a la piratería; que el libro prestado pudiese reproducirse de manera indiscriminada, aunque también algunos creían que si comprábamos libros digitales dejaríamos de invertir en los físicos; sin embargo, el modelo que más se ha estandarizado en bibliotecas digitales es que si compro un libro digital, lo hago en copias", aclara, argumentando que, para evitar piratería, decidieron usar un encriptador que impide la reproducción del texto.

Actualmente, la Biblioteca Pública Digital cuenta con un total de 32.610 usuarios inscritos, de los cuales, un 51% son mujeres y un 49%, hombres. A este universo, se les ofrece en calidad de préstamo, 10 mil títulos y aproximadamente 12 mil copias de libros.

- ¿Podemos derribar el mito, entonces, que los chilenos no leen?

- No diría que los chilenos están leyendo más por el formato digital, pero sí están surgiendo otras oportunidades para leer y se están aprovechando. Podemos decir que hoy hay muchos más préstamos digitales porque cada vez más editoriales chilenas están publicando simultáneamente en formato digital e impreso. No hemos medido, eso sí, si los usuarios que piden los préstamos de libros alcanzan efectivamente a leerlo o si hay comprensión lectora…

- Con 14 días de préstamo por libro, ¡tiene que haber comprensión lectora!

- ¡Exactamente! (risas). Aunque también subimos mucho material de libre descarga y el usuario puede quedarse con ese material.

- ¿Cómo se proyectan para el futuro?

- También nos interesa dar la oportunidad a chilenos en el extranjero, sobre todo si se trata de literatura chilena actual. Ya se nota que hay un grupo que valora mucho esta oferta que entregamos.

Lectura digital

imagen recurso_4.jpg
- ¿Leer en papel o en formato digital EPUB?

- Son muchos los que a diario se hacen esta pregunta; sin embargo, un buen libro debiera causar el mismo impacto más allá de su textura. Para Carola Gómez, la lectura digital permite el acceso real. "Una persona que esté postrada, ahora sí puede acceder a los libros. La lectura digital facilita esa inclusión de la que tanto se habla".

Todavía, eso sí, nos movemos entre mitos que ya sería hora de desterrar. Según Florencia García, por ejemplo, aún hay gente que dice que le cuesta leer por celular porque se cansa su vista. Sin embargo, siempre estamos leyendo por el teléfono.

"Creo que la lectura digital tiene hartos beneficios. Nosotros no nos damos cuenta, pero cada vez más estamos ocupando nuestros dispositivos para leer y para producir textos. Vas en el metro y te das cuenta que la gente está leyendo, quizá un chat o un WhatsApp, pero hay un ejercicio de lectura ahí.

Por otro lado, muchas veces la conectividad se pierde, por lo tanto, uno de los beneficios de poder cargar un libro en el celular, es poder leerlo en el trayecto de ida al trabajo, sin necesidad de usar internet. Entonces, es una opción de distracción, entretención e información durante un desplazamiento".

Incluso sugiere que los que manejan, pueden escuchar un audiolibro. No cualquiera, claro, pero si gusta la autoayuda (Deepak Chopra es uno de los más solicitados), bien puede escucharlo sin necesidad de concentrarse demasiado.

Para Javier Sepúlveda, socio fundador de Ebooks Patagonia, habría que derribar también el mito de que no leemos porque no hay tiempo. "Una tendencia que está tomando fuerza en el mundo son las micro lecturas para personas con poco tiempo. Estas leen, en digital, cuentos breves o ensayos y lo hacen cada vez que pueden, ya sea arriba del transporte o cuando están con los niños en la plaza", añade.

- ¿Más ventajas de la lectura digital?

- Que los adultos mayores se alegran cuando aprenden a agrandar las letras. Que los estudiantes no tienen que cargar pesados volúmenes de estudio, sino tan solo el peso de una tablet.


Biblioteca escolar digital

A comienzos de 2015, Javier Sepúlveda,socio fundador de Ebooks Patagonia, Máster en negocios de Thunderbird School of Global Management e Ingeniero Civil Industrial, fue a dar una charla en el Liceo Octavio Palma Pérez, de Arica.

Cuál sería su sorpresa cuando se dio cuenta que allá todos los alumnos leían libros desde sus celulares y conocían el formato EPUB e incluso se manejaban con páginas de internet desde donde podían descargar textos. Fue tan motivador que tardó muy poco en instalar allá su primera Biblioteca Escolar Digital.

"La lectura digital es el mejor complemento que existe, los libros siempre andan contigo, en un teléfono o tablet. Usando esta tecnología, se promueve el acceso a lugares que no cuentan con librerías y globaliza las obras de los autores, porque se hace muy sencilla la circulación de los libros", aclara Sepúlveda.

La Biblioteca Escolar Digital, explica, es un servicio anual en donde el colegio tiene una aplicación con el logo del establecimiento, que se descarga gratis desde las tiendas de apps. Cada estudiante es usuario y maneja una clave que le permite entrar a ver los libros que corresponden a su nivel.

De esta manera, evitan que una niña de séptimo básico, por ejemplo, lea lo que están leyendo los alumnos de cuarto medio. En la actualidad, un total de mil 200 alumnos hacen uso de esta biblioteca como solo los nativos digitales saben hacerlo.

"Es como una persona bilingüe que está conversando en inglés y se da vuelta para seguir conversando en español. Es un idioma que hablan desde que nacieron. Nada nuevo bajo el sol", aclara.

¿Los próximos pasos?

Crecer. Por ahora, Javier Sepúlveda está en conversaciones para instalar en el segundo semestre la Biblioteca Escolar Digital en varios colegios privados emblemáticos de Santiago y en Corporaciones Educacionales de municipalidades innovadoras .

Puedes bajar la app para Android e IOS en Biblioteca Pública Digital.

Otros contenidos de nn